Visita IMPRESCINDIBLE. Sin palabras lo que puedes encontrar allí arriba siempre que el vértigo te deje apreciar la subida y bajada que se hace en autobús desde Cangas de Onís.

Los Lagos de Covadonga nos refuerzan esa imagen de Asturias como paraíso natural, como zona verde y donde las vacas campan a sus anchas y encuentran un ecosistema ideal para ofrecer postales como las que podéis ver a continuación.

Los lagos de Enol, la Ercina y el Bricial dan nombre a toda esta zona cuyo recorrido a través de las distintas rutas establecidas es altamente recomendable.

El primero al que llegamos es Enol, a 1070 metros de altura y con más de 12 hectáreas de superficie, rodeado de verdes praderas donde vacas, caballos y ovejas pastan ajenas al turismo y conformando una fotografía idílica.

Si subimos a 1108 metros encontramos la Ercina, con sus aguas peculiares por sus variaciones cromáticas.

La frecuente niebla puede arruinar las vistas que nos podemos encontrar arriba, pero en nuestra visita tuvimos mucha suerte. Si bien durante la subida atravesamos grandes bancos de niebla (lo que añadía más épica a la subida en el bus), en la parte superior el cielo estaba totalmente despejado, con unas nubes puestas casi a propósito para mejorar la fotografía que podíamos realizar.

También se recomienda visitar el Santuario de Covadonga y la Santa Cueva si se sube a ver los Lagos. En la Santa Cueva podemos encontrar la Santina, patrona de Asturias… lo que hace de este lugar un lugar casi de peregrinaje.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.