Ámsterdam se ha convertido en una de las capitales europeas más visitadas en los últimos años. Su arquitectura tan peculiar, sus canales, sus cientos de puentes, la imagen que nos dejan las miles de bicicletas surcando las calles, los museos y la facilidad para moverse, no solo dentro de la ciudad, sino por los alrededores, hacen que cada vez más turistas o viajeros lleguen a la capital holandesa.

Si a esto le unimos la facilidad para llegar en cualquier medio de trasporte desde distintas ciudades europeas (en avión con las compañías low cost; en tren o en autobús) y la conexión en menos de 15 minutos del aeropuerto a la ciudad, hace que muchos nos planteemos una visita aunque sea rápida. Un fin de semana, un puente, una escala de horas en la capital holandesa… cualquier momento es bueno para disfrutar de sus calles y sus canales.

Una de las recomendaciones es hacer uno de los free tours en español de Ámsterdam. Es la forma más rápida y divertida de conocer a fondo esta ciudad, preguntar todas las dudas que se tengan y descubrir lugares y curiosidades que no salen en las guías.

Aun así, hay una serie de lugares que hay que recorrer sí o sí. Y yo he seleccionado estos sitios que se pueden ver en una visita a Ámsterdam en un fin de semana.

OUDE KERK O IGLESIA VIEJA.

Se trata del monumento más antiguo de Ámsterdam. Fue construido a principios del S.XIV y originalmente se trataba de una capilla de madera que sufrió varias ampliaciones y remodelaciones hasta que el S. XV se quedó lo suficientemente pequeña para plantearse construir otra, la Nieuwe Kerk.

Se encuentra situada en pleno corazón del Barrio Rojo, rodeada de neones y prostitutas, lo que llama notablemente la atención.

En la puerta de la iglesia se encuentra una baldosa con una figura de una mano tocando un pecho. Al parecer su significado es una burla a la iglesia. Según cuentan, la Iglesia incentivaba a los marineros a desfogarse con las chicas del Barrio Rojo. Luego al salir les vendía un documento que los purgaba del pecado. Lo más curioso de esta iglesia es que está rodeada de escaparates con prostitutas.

EL BARRIO ROJO

¿Quién no ha oído hablar alguna vez de este famoso barrio? Lo más destacable es lo que te vas encontrando a tu paso: Mujeres ligeras de ropa expuestas en los escaparates. Está totalmente prohibido hacer fotos a las chicas.

Además, el Barrio Rojo es donde se concentran la mayoría de los coffee-shops de la ciudad.

La prostitución es legal en Ámsterdam desde principios del S. XX  y por ello no sorprende esta exhibición. Pero por lo que realmente llama la atención este barrio es por las luces de neón color rojo que iluminan las calles. No te la pierdas de noche, que aunque no lo parezca, es un barrio totalmente seguro.

BLOEMENMARKT  O MERCADO DE LAS FLORES.

El mercado existe desde la década de 1860. Antaño, los jardineros vendían flores desde sus propios barcos amarrados en el canal. Aquí se pueden encontrar todo tipo de flores, ramos… y por supuesto, los famosos tulipanes holandeses.

Es una parada obligada en tu visita a Ámsterdam ya que en este mercado podrás admirar la cantidad de tulipanes de colores y el lugar más adecuado para comprar los bulbos de tulipán, un souvenir muy comprado por los turistas.

Este mercado está situado sobre unas enormes barcazas situadas sobre el canal de Singel pero casi ni se percibe.

PLAZA SPUI.

La plaza Spui antes de ser lo que hoy es fue un terreno inundado por el agua que marcaba el final de la ciudad de Ámsterdam.

Después de rellenarlo y acomodarlo fue adquiriendo lo que hoy conocemos, una coqueta plaza repleta de cafés, restaurantes, tiendas, y donde todas las semanas se coloca un mercado en el que poder adquirir libros y obras de arte.

BEGIJNHOF.

Se trata de un conjunto de casas creadas para albergar a las beguinas, una hermandad femenina católica laica. Se accede desde la misma plaza Spui a través de una portalada en un edificio, y en su interior encontramos este remanso de paz.

La sensación de armonía y paz que se respira en su jardín hacen imposible imaginar que te encuentras en pleno centro de una ciudad como Ámsterdam

En esta zona encontramos la casa más antigua de Ámsterdam, ubicada en el número 34. Fue construida en el siglo XVI y es una de las dos únicas casas que se conservan con la fachada de madera.

Dentro de esta zona también podemos observar la Iglesia Engelse Kerk, confiscada a las beguinas en el S. XV y después de esto tuvieron que unir dos casas y formar una iglesia clandestina, la Capilla de Begijnhof.

WESTER KERK.

Es una iglesia de estilo renacentista y de interior austero. Prácticamente no tiene ningún tipo de atractivo interior y lo único que llama algo la atención es su piano.

El único motivo por el que aparece en este listado es su torre de 85 metros de altura desde donde podremos observar las mejores vistas de Ámsterdam.

CASA DE ANA FRANK.

Al lado mismo de la Wester Kerk, se encuentra la Casa de Ana Frank, hoy dedicada a un museo.

Anna Frank fue niña judía que vivió escondida en esta casa con su familia durante la Segunda Guerra Mundial hasta que finalmente fueron encontrados y llevados a un campo de concentración. Fue aquí donde escribió su diario que se ha hecho tan famoso.

Ana Frank relató en su diario lo que tuvo lugar dentro de esos muros durante los dos años que permanecieron escondidos. Al cabo de los dos años les delataron y acabaron en un campo de concentración al que solo sobrevivió su padre. La casa Ana Frank es un museo, en el que podréis ver las distintas estancias de la casa y los acontecimientos ocurridos en ellas, relatadas a través de fragmentos extraídos de su diario.

LEIDESPLEIN

Esta es una de las plazas más animadas de Ámsterdam. De hecho es la plaza donde tienen lugar todas las celebraciones especiales, las victorias del Ajax, el año nuevo… Por el día la plaza está repleta de artistas callejeros y durante la noche estos dan paso a las luces de neón y al ambiente de fiesta.

Muy cerca de la plaza encontraremos a multitud de gente jugando al ajedrez:

De esta plaza nace Leidsestraat, una calle bulliciosa y animada. Es una de las principales calles comerciales de Ámsterdam donde podemos encontrar tiendas de todo tipo, desde tiendas de souvenirs hasta grandes almacenes así como bares y restaurantes.

 

MUSEUMPLEIN

La zona donde se encuentran algunos de los museos más importantes de Ámsterdam: el Rijkmuseum (el mayor museo de Holanda con una importante colección de pintura), el Museo de Van Gogh, el Museo del Diamante y el Stedelijk Museum

El museo Van Gogh de Ámsterdam alberga la colección más importante de este artista. Con más de 200 pinturas, 500 dibujos y 700 cartas. El museo puede visitarse siguiendo el orden cronológico de la vida del artista.

En la zona en la que se encuentra el Museo Van Gogh podemos encontrar otros museos interesantes: El museo Rijksmuseum, que alberga la colección de arte holandés más importante del mundo, o el museo Van Loon que muestra una casa y forma de vida de los habitantes de Ámsterdam del S XIX.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *