LA PLAZA DAM

Deberás pasar por ella sí o sí. Se trata de la plaza central de Ámsterdam y a partir de la cual nació el resto de la ciudad. Su nombre proviene de una antigua presa del río Amstel que se encontraba situada en este mismo sitio.

Es la plaza principal de la ciudad y se encuentra rodeada de edificios históricos, como el Palacio Real o la iglesia Nueva o NieuweKerk  (se utiliza sobre todo para exposiciones y es donde se celebran las bodas reales y la coronación de los reyes). En el centro de la plaza se erige el monumento Nacional, un obelisco de 22 metros de altura construido en homenaje a los soldados caídos en la Segunda Guerra Mundial.

El Palacio Real, que preside la plaza, fue utilizado como Ayuntamiento durante muchos años y actualmente solo se usa para actos y eventos oficiales.

LOS CANALES.

Quizá lo más importante de Ámsterdam a nivel turístico sean sus canales. A Ámsterdam la atraviesan más de 75 km de canales e imaginaros la cantidad de puentes que existen en la ciudad. Los canales de Ámsterdam albergan las conocidas casas flotantes.

Durante la segunda guerra mundial y debido a la escasez de espacio empezaron a proliferar este tipo de alojamiento. Actualmente hay unas 2500 casas flotantes y ni un solo hueco donde meter una más.

Realizar un paseo por los canales de Ámsterdam, debería de ser una de las cosas que hay que hacer de forma obligatorio en nuestra visita a Ámsterdam.

HEINEKEN EXPERIENCE

Otra visita de referencia –más comercial- es la Heineken Experience: Una visita a la antigua fábrica de la cerveza Heineken hasta 1988 y en la actualidad museo dedicado a dicha bebida.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.