Cabo Vidio forma parte de la colección de miradores naturales que tiene la costa asturiana. Un litoral extenso y afilado que ofrece unas vistas realmente espectaculares. Entre Cudillero y Luarca, Cabo Vidio se antoja como paso obligatorio.

Un acantilado de más de 80 metros sobre el mar, desde el que podemos intuir la silueta de la Estaca de Bares y la desembocadura del Nalón.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.