Visitar Luarca el día grande sus fiestas patronales es un acierto. Encontrar todo el pueblo en la calle, disfrutando del ambiente festivo le da a la visita un tinte más atractivo.

Luarca es considerada la villa blanca de la costa verde. Es una señorial villa marinera con excelentes playas y una de las mejores ofertas gastronómicas de la zona (y aquí damos fe de ello).

Un paseo por el muelle o las vistas desde la atalaya son algunos de los deberes que todo viajero debe cumplir en su paso por Luarca.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.