Ribadesella, sitio célebre por el descenso del Sella, un evento internacional  que se celebra el primer sábado de agosto posterior al día 2. Es una experiencia única que recomiendo realizar… y si es en familia mucho mejor. Por mi parte, hicimos la bajada del Sella en canoa durante unas 4 horas disfrutando de esta magnífica experiencia.

Además del descenso del Sella, Ribadesella ofrece elementos adicionales que merece de toda su atención, como dar un paseo por el puerto y el paseo marítimo (si la niebla te lo permite como podéis ver en las fotos a continuación), pasear por el casco antiguo y, si es posible, no perderse las vistas panorámicas desde la Ermita de Guía. Además de, por supuesto, admirar los palacetes indianos de la playa de Santa Marina que datan de los siglos XIX y XX.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.