Oviedo. Ciudad señorial. La historia de esta ciudad milenaria nos asalta con cada paso que vamos dando mientras la recorremos con un estilo arquitectónico único, un casco histórico inmejorablemente conservado y habilitado para el paseo de transeúntes.

La Catedral y el caso viejo son la obra cumbre del gótico asturiano, una estilizada y solitaria torre que preside el casco antiguo que, como hemos comentado, está pensado para el peatón. Una construcción que llevó más de 3 siglos de su ejecución, aunque no para su finalización completa… ya que hubo partes que hubo que esperar 200 años más para su finalización, es por ello que se considera un muestrario de estilos arquitectónicos.

Muchos conocen a Oviedo como la ciudad de las esculturas, ya que en sus calles hay más de medio centenar de estatuas de algunos artistas de renombre.

En nuestro recorrido por la ciudad se hace imprescindible el parar en alguna sidrería y probar tan deliciosa bebida a la que nos iremos acostumbrando durante el recorrido por Asturias.

Y es que “Oviedo es una ciudad deliciosa, exótica, bella, limpia, agradable, tranquila y peatonalizadas”… estas palabras de Woody Allen, definen a la perfección lo que es Oviedo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.