Pasar 3 dias en Sevilla y tratar de verlo todo es un imposible: La capital andaluza es considerada por muchos como una visita imprescindible que hacer en España, ya que destaca por su gente, su arte, y su comida. En Sevilla podréis ver el casco histórico más grande de toda España, y lugares turísticos tan increíbles como la Giralda, o la Torre del Oro

La Catedral de Sevilla es la catedral gótica más grande del mundo, y el tercer templo católico detrás de San Pedro del Vaticano y la Iglesia de San Pablo en Londres. Se dice que se comenzó a construir en 1401​, aunque el primer escrito que habla de ella data de 1433. Se hizo encima de la antigua mezquita aljama de Sevilla, de la cual sólo se conserva el Patio de los Naranjos y el alminar (la Giralda).

La Giralda es la torre campanario de la Catedral. En el momento de finalizar su construcción fue considerada la torre más alta de todo el mundo, rozando los 100m de altura. Es un símbolo de la visita a Sevilla, además de ser uno de los monumentos más importantes de toda Andalucía. La torre está hecha con dos cuerpos unidos que muestran la fusión de culturas que caracteriza tanto a la ciudad.

Santa Cruz es otro de los barrios típicos de Sevilla, quizás el más famoso y transitado de toda la capital hispalense. Popular por sus calles, sus casas antiguas y señoriales, sus patios llenos de flores, etc… Es un barrio al que no le falta encanto, sin duda, y uno de los sitios para visitar en Sevilla más importantes.

El espacio que ocupa el Parque de Maria Luisa al principio lo formaban los jardines privados del palacio de San Telmo. Pero a finales del siglo XIX, la infanta Maria Luisa Fernanda de Borbón los donó a la ciudad de Sevilla convirtiéndolo en su pulmón principal, y el primer parque urbano de la ciudad, inaugurado en 1914. Dentro del mismo encontramos las Plazas de España y de América, ambas construidas para la Exposición Iberoamericana de 1929. Probablemente son los puntos turísticos más importantes que visitar en el Parque, y uno de los lugares más bonitos que ver en Sevilla.

La Plaza de España de Sevilla se encuentra dentro del Parque de María Luisa. Es una  de las obras más espectaculares del panorama español, obra del arquitecto Aníbal González para la Exposición Iberoamericana.

Hablamos de una plaza monumental de estilo mudéjar, decorada con ladrillo visto, mármol y cerámica, que dan un toque renacentista, y el toque barroco de las dos torres situada a los lados. Esta cotejada por un edificio semicircular de estilo regionalista que actualmente pertenece al gobierno militar, como ubicación de la Capitanía General. Orientada hacia el río, muestra el camino hacia América, simbolizando el abrazo de España a las antiguas colonias. Contiene un canal que se puede cruzar a través de cuatro puentes que simbolizan las coronas de España (Castilla, León, Aragón y Navarra).

Esta combinación de estilos no hace extrañar que haya sido escenario de famosas películas como: Lawrence de Arabia, Star Wars Episodio II: El Ataque de los Clones y El dictador.

La Torre del Oro tiene una altura de 36 metros, y se sitúa al lado de la Plaza de Toros de la Real Mastranza, a orillas del río Guadalquivir. Antiguamente servía para cerrar el paso mediante un tramo de muralla, que estaba unida con la Torre de la Plata, defendiendo el Alcázar. Se comenzó a construir en 1220 a cargo de Abù l-Ulà. El siguiente cuerpo fue mérito de Pedro I el Cruel, ya en el siglo XIV, y el tercero y último, cilíndrico, fue contruido a finales del siglo XVIII obra de Sebastián Van der Borcht.

Se utilizó como una capilla y posteriormente como prisión, actualmente alberga el Museo Naval de Sevilla. Es falsa la  leyenda de que fuera un almacén del oro y la plata de América. Se llamó Torre del Oro desde la época almohade por el brillo producto del mortero de cal y paja, y su reflejo en el río.

¿Hay algo más sevillano que Triana? Triana es un barrio al oeste de la ciudad junto al río Guadalquivir, al otro lado del “centro centro”. Cruzando su famoso puente, llegamos a un lugar de gran tradición, con impresionantes vistas al río y un mercado de abastos peculiar. Merece la pena pasear sus calles, ir de tapas, y ver el ambiente que engloba un lugar mágico.

Famoso por ser la cuna de toreros, cantaores y bailaores de flamenco, con un estilo propio en este arte. Triana vio crecer artistas de la talla de: Antonio Canales, Marifé de Triana, Remedios Amaya, María Jiménez, Isabel Pantoja, Juan Belmonte, Manuela Carrasco, entre muchos otros. Seña de identidad y vía más corriente para acceder al ilustre barrio es el Puente de Isabel II, conocido como el Puente de Triana, que lo une con el centro de la ciudad.

Es indispensable un paseo a lo largo de la Calle Betis, paralela al río y que ofrece las mejores vistas al skyline sevillano del casco histórico. Una calle llena de vida tanto en el día como en la noche, frecuentada por el turismo joven.

Las Setas de Sevilla es como se le conoce comúnmente al proyecto Metropol Parasol. Es una estructura con forma de pérgola que se encuentra en la plaza de la Encarnación. Con 150 metros de largo, 70m de anchos y una altura de 26m, alberga un mercado tradicional y una plaza de espectáculos junto con un museo arqueológico. Pero quizás lo que más merezca la pena de la visita sea el mirador, que ofrece una vista panorámica del casco antiguo de Sevilla

La estructura fue diseñada por el alemán Jürgen Mayer, como propuesta de restauración de esta plaza, iniciada en 2005 y finalizada en 2011.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.